Lucía Arjona sufre por la muerte de su gran amor

Lucía con el corazón destrozado consuela a su hijo Martín Elías y le recuerda las sabias palabras que su padre Diomedes Díaz le dijo antes de morir.