Consuelo sueña con el amor de Diomedes

Consuelo sueña todas las noches con conocer a su ídolo, le habla a las carátulas de los discos, escucha sus conciertos y su mayor anhelo es casarse con El Cacique. La mamá de la pequeña está asombrada de el comportamiento de su hija, pues parece que Diomedes se le está convirtiendo en una obsesión.