Prevención

¿Qué son la drogas?

¿Qué son las drogas?

Son las sustancias naturales o sintéticas que cuando ingresan al cuerpo tienen la capacidad de alterar el pensamiento, las sensaciones, el comportamiento y las emociones de la persona que las consume.

Algunas drogas se consideran ilegales y otras legales como el alcohol o el tabaco. Esta consideración en ningún caso quiere decir que no sean peligrosas. Todas las drogas implican un riesgo y no existe consumo alguno que sea totalmente seguro.

El riesgo resulta de la combinación de tres factores: los efectos que provoca la sustancia, la manera de utilizarla (dosis, forma de consumirla, efectos que quieren obtenerse con ella) y la vulnerabilidad del consumidor (características individuales de tipo biológico y genético, tipos de personalidad, antecedentes familiares de consumo o situaciones traumáticas vividas).

Fuente: Organización Mundial de la Salud y Oficina contra la Droga y el Delito UNODC
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.


¿Cómo se inicia el consumo de drogas?

En general, las personas comienzan a consumir drogas por diferentes razones:

  1. En búsqueda de placer. La mayoría de las drogas producen sensaciones intensas de placer. Esta sensación inicial de euforia va seguida por otros efectos desagradables, que cambian según el tipo de droga usada.
  2. Por curiosidad ó “porque los demás lo hacen”. Muchos adolescentes prueban las drogas por la presión de sus amigos y compañeros para sentirse parte del grupo y experimentar nuevas sensaciones.
  3. Para rendir mejor. La necesidad de algunas personas por mejorar su rendimiento deportivo o académico las lleva a experimentar con drogas que potencien su capacidad.
  4. Para sentirse mejor. Algunas personas que sufren de ansiedad, estrés o depresión, comienzan a usar drogas en un intento de disminuir los sentimientos de angustia.

Actualmente muchos adolescentes experimentan con las drogas. Ésta es una etapa de la vida en la que su organismo, especialmente el cerebro, está en pleno proceso de maduración. Algunos no pasarán de la experimentación, otros consumirán drogas de forma regular pudiendo llegar a la adicción, con los graves problemas de toda índole que esto conlleva. No todos responden de igual forma ante el consumo de drogas.

Fuente: Guía sobre Drogas. PNSD
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Tipos de consumo

Muchas personas consumen drogas y consideran que no los afecta gravemente. Es importante conocer que hay diferentes formas de consumo. No todos los que usan drogas son adictos, pero todo uso implica riesgos para la salud, el comportamiento y las relaciones con las otras personas. A continuación se describen los diferentes tipos de consumo:

  1. Consumos experimentales Se da cuando hay un contacto inicial con una o varias drogas, que puede dejarse o repetirse. La adolescencia es la etapa en la que más se experimenta, sin embargo un alto porcentaje no pasa de ahí. En la mayoría de los casos los jóvenes desconocen los efectos de la sustancia y lo hace por invitación de otros.
  2. Consumos ocasionales: Corresponden al uso intermitente de la sustancia, sin ninguna regularidad y con largos periodos en donde no se consume. La persona continúa utilizando la sustancia en grupo. Es capaz de llevar a cabo las mismas actividades sin necesidad de usar droga alguna. Conoce la acción de la sustancia en su organismo y por este motivo la consume.
  3. Consumos habituales: Supone una utilización frecuente de la droga. Esta práctica puede conducir a la adicción, dependiendo de la sustancia, la frecuencia de uso, las características de la persona, el entorno que le rodea, etc. Generalmente, el consumidor habitual aumenta las ocasiones en las que recurre a las drogas, las usa tanto en grupo como de manera individual y sus efectos son perfectamente conocidos y buscados por el usuario.
  4. Consumos compulsivos, dependencias o adicciones: La persona necesita la sustancia y toda su vida gira en torno a ésta. La dependencia consiste en el uso compulsivo de una sustancia a pesar de las consecuencias negativas que conlleva, las cuales pueden ser severas.

En cualquier caso, debe tenerse en cuenta que no existe ninguna forma de consumo segura, que no suponga riesgos. Los riesgos dependen de las sustancias y sus características, del individuo (personalidad, edad, problemática personal, estado de salud...) y del ambiente en el que se consuma (momento, lugar, compañía...).

Fuente Tipos de consumo: Pagina web Fundacion de ayuda contra la drogadicción FAD www.fad.es/sustancias
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Cigarrillo

El cigarrillo o tabaco es un estimulante del sistema nervioso central. Uno de sus componentes, la nicotina, posee una enorme capacidad adictiva. Durante la combustión del tabaco se originan más de 4.000 productos tóxicos diferentes.

Efectos más comunes:
  • El humo de tabaco aumenta el riesgo de desarrollar cáncer, enfisema pulmonar, bronquitis aguda y enfermedades del corazón.
  • Respirar el humo del cigarrillo causa cáncer de pulmón en los adultos y enfermedades respiratorias en los niños.
  • Las embarazadas que fuman pueden tener un aborto espontáneo o que sus bebés nazcan con bajo peso.
  • Manchas amarillentas en uñas, dedos y dientes, así como arrugas prematuras, caries dentales e infecciones.
  • Mal aliento y mal olor corporal por el olor del cigarrillo.
  • En el corto plazo provoca tos, disminuye el rendimiento deportivo y genera pérdida de peso.

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas como el aguardiente, el whiskey, la cerveza, el vodka, el ron, entre otros se consideran drogas porque actúan como depresores del sistema nervioso central que impiden progresivamente las funciones cerebrales, cambian el comportamiento y generan dependencia.

El consumo nocivo de alcohol conlleva una pesada carga social y económica para las sociedades.
  • Es la droga más consumida culturalmente y la que más problemas sociales y de salud genera (accidentes de tránsito, violencia, maltrato, problemas de salud).
  • Los efectos del alcohol están determinados por la cantidad de alcohol ingerido, los hábitos de consumo y, en raras ocasiones, la calidad del alcohol.
  • El consumo de alcohol causa más de 200 enfermedades y trastornos.
  • Afecta la capacidad de autocontrol, produciendo inicialmente placidez y ganas de socializar, por lo que puede confundirse con un estimulante.
  • El consumo abusivo de alcohol puede perjudicar a otras personas, por ejemplo, familiares, amigos, compañeros de trabajo y desconocidos.

Fuente:
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs349/es/
http://www.who.int/substance_abuse/publications/alcohol_atencion_primaria.pdf

Tolerancia 0

Existen situaciones en las que no se debe consumir nada de alcohol

  • Menores de 18 años: Beber alcohol mientras el organismo todavía se encuentra madurando es especialmente nocivo. Cerebro, hígado y páncreas son muy vulnerables a los efectos del alcohol y durante su desarrollo pueden resultar gravemente afectados. También aumenta el riesgo de alcoholismo y/o abuso en la edad adulta.
  • Durante el embarazo o período de lactancia. Esto supone un grave riesgo para el feto, ya que el alcohol atraviesa la placenta que le protege durante su desarrollo.
  • Cuando la persona está usando determinados medicamentos o drogas psicoactivas, porque aumenta el efecto tóxico o dañino.
  • Mientras se maneja carro, moto, bicicleta o maquinaria.
  • Mientras se trabaja o estudia.

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Marihuana

Es la sustancia de origen natural más usada. Se obtiene de la trituración de flores, hojas y tallos secos de la cannabis sativa. El ingrediente químico de la planta que crea estas alteraciones es conocido como “THC”. La cantidad de THC puede variar. Al aumentar el THC los efectos de la droga se incrementan así como el daño y los riesgos.

En la calle la marihuana se conoce por diferentes nombres: Marimba, bareta, maría, punto, hierba, chauma, greda, point, moño y según su origen: Criolla, Creepy indoor o outdoor, cripaja, kriping o regulaja.

Efectos más comunes:
  • Tras su consumo la marihuana produce relajación, somnolencia, sensación de lentitud en el paso del tiempo. Otros síntomas físicos como enrojecimiento de los ojos, aumento del ritmo cardiaco y de la tensión arterial y sequedad de boca. Modifica la percepción y dificulta la coordinación motora.
  • A largo plazo el uso continuado de marihuana trae problemas de memoria, aprendizaje, concentración y bajo rendimiento académico, lo cual puede producir abandono de los estudios. Genera dependencia. También aumenta la frecuencia cardiaca, puede causar daño a los pulmones y, en algunas personas, puede causar psicosis.

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Cocaína

La cocaína es un potente estimulante del sistema nervioso central y una de las drogas más adictivas y peligrosas. Se trata de una droga que se obtiene a partir del procesamiento químico de las hojas del arbusto de coca. Hay diferentes formas de consumir cocaína: aspirada por la nariz, fumada e inyectada. Estas formas de consumo producen efectos más rápidos e intensos que la hoja mascada y por tanto aumentan el riesgo de desarrollar adicción y dependencia.

En la calle la cocaína se la conoce por diferentes nombres: coca, perico, farlopa, merca, dama blanca, nieve, etc.

Efectos más comunes:
  • Tras el consumo de cocaína se siente excitación general. Crece el nivel de actividad de la persona. Genera cambios emocionales variados que pueden llegar a provocar crisis de ansiedad u otras alteraciones. Aunque aumenta inicialmente la capacidad de atención, que permite un aparente mayor rendimiento intelectual, este efecto es pasajero.
  • A largo plazo produce daños en el corazón y el cerebro. Genera alteraciones del estado de ánimo como cambios bruscos de humor, depresión, irritabilidad, ansiedad, agresividad; alteraciones mentales como paranoia, alucinaciones y psicosis. Además provoca insomnio, impotencia, infertilidad, entre otros.

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Éxtasis MDMA (Drogas de síntesis)

Las drogas de síntesis son sustancias estimulantes del sistema nervioso central. En su mayoría derivadas de anfetaminas. El éxtasis tiene un efecto energizante y de aumento de la percepción a través de los sentidos, en especial del tacto, produciendo una aparente sensación de bienestar, de cercanía, y de conexión con las demás personas. La presentación es en pastillas que pueden ser de diferentes formas, tamaños y colores. Generalmente sobre su superficie se graban diversos dibujos que sirven como elemento de identificación.

Efectos más comunes:
  • Tras el consumo de éxtasis por un lado se experimenta euforia, capacidad de socializar, incremento de la autoestima, inquietud; por otro lado, confusión, agobio, taquicardia, arritmia e hipertensión. Físicamente produce sequedad de boca, sudoración, escalofríos, náuseas y aumento de la temperatura corporal o “golpe de calor” que conlleva a la deshidratación.
  • En el largo plazo el consumo habitual de éxtasis ha evidenciado que produce depresión, trastornos de ansiedad, ataques de pánico, alteraciones del sueño, agresividad y trastornos psicóticos.

¿Qué consumen los jóvenes colombianos?

Hacer clic en la imagen para verla más grande.

Fuentes:
Las drogas, el cerebro y el comportamiento: La ciencia de la adicción. NIDA
Bases Científicas de la prevención de drogodependencias. PNSD
Guía sobre drogas. PNSD
Manual para la prevención del consumo de drogas. DEVIDA
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Señales de alerta

¿Cómo puedo saber si mi hijo consume drogas?

Algunos padres de familia piensan que su hijo jamás probaría las drogas, pueden estar equivocados. Las drogas están a la vuelta de la esquina, en el colegio, en la universidad, en el trabajo, en el barrio, hasta en la casa. Muchas personas pueden ofrecerles drogas y hasta convencerlos que no les harán daño. Pero no se deben asustar, porque la buena noticia es que si se dan cuenta a tiempo que un hijo o hija consume drogas, pueden ayudarle. A continuación se presentan las señales emocionales, sociales y físicas con las cuales se puede descubrir si un hijo consume drogas. Pero ojo, no se debe dar por hecho tan rápidamente, pues podría haber otras razones por las cuales los hijos se comportan de manera inusual. Se debe analizar bien y siempre estar dispuesto a escucharlos.

  1. Variaciones del humor: Mal genio, excitación, ira, agresividad, depresión, pérdida de motivación y falta de interés en la vida cotidiana.
  2. Nuevos comportamientos: Mentir constantemente, guardar secretos sobre las llamadas telefónicas, contestar con evasivas cuando se le pregunta dónde ha estado, faltar a clases, tener un aspecto descuidado y poca higiene, horarios irregulares de dormir, negarse a reconocer que el alcohol y las drogas son dañinos y hasta robar o vender sus cosas.
  3. Los amigos: Evitar a viejos amigos o a personas que podrían juzgarlo por sus cambios. Tener amigos que no quiere que los padres conozcan o de los que no quieren hablar.
  4. Cambios físicos: Somnolencia, temblor, ojos enrojecidos, pupilas dilatadas, arrastrar las palabras, pérdida o aumento del apetito, movimientos descoordinados, ojeras, frecuentes resfriados y tos, pérdida de peso.

"No se debe tener miedo al tema de las drogas
Por el contrario es mejor hablarlo abiertamente con los hijos."



Fuente: http://www.unodc.org/drugs/es/get-the-facts/signs-of-drug-use.html
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿Cómo puedo saber si mis estudiantes consumen drogas?

Los jóvenes pasan mucho tiempo estudiando. Los profesores pueden darse cuenta de los cambios físicos y de las actitudes de los estudiantes que inician o permanecen en el consumo de drogas. Antes de tomar cualquier decisión frente a la sospecha de consumo de alcohol y/o drogas por parte de un estudiante, es indispensable generar confianza para facilite el diálogo respecto a lo que posiblemente le está sucediendo. El señalamiento y la exclusión pueden generar más daño.

Entre las señales de alerta que el profesor puede identificar están:
  • En cuanto al comportamiento se observa distracción, cambios bruscos de humor, actitudes negativas, indisciplina y en algunos casos agresividad.
  • Se afecta la motivación. Pérdida de interés en sus actividades académicas, deportivas o culturales que bajan el rendimiento escolar y provocan ausencias injustificadas.
  • Físicamente se puede percibir en el aliento o la ropa olor a alcohol, cigarrillo u otras sustancias químicas, cambios en los patrones de alimentación y del sueño, así como en la forma de vestir y de arreglarse.
  • Frente a las relaciones sociales se perciben cambios en las amistades, peleas frecuentes, aislamiento, rebeldía con la norma y con los adultos.

Se recomienda al profesor iniciar con un diálogo abierto que permita la identificación precisa del problema, conocer la motivación que tiene el estudiante para el cambio e identificar cuáles son sus redes de apoyo y las rutas de atención en salud.

Fuente: Adaptación http://www.senda.gob.cl/prevencion/educacional/consejos-profesor/
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿Qué hacer ante una situación de consumo de drogas?

¿Cómo actuar a tiempo? (detección temprana)?

Conocer tempranamente si una persona está usando drogas puede ser muy útil para disminuir los riesgos o evitar que el consumo aumente hasta el punto de llevar a la adicción. (Ver SEÑALES DE ALERTA).

Identificar los síntomas del uso de alcohol y drogas requiere que padres, maestros, promotores, etc., estén alerta, ya que resulta difícil diferenciar entre el comportamiento normal de los jóvenes en esta etapa de su vida y el causado por las drogas.

Se recomienda seguir estos pasos para realizar un proceso de intervención temprana. Los cinco pasos forman la palabra IDEAS, que significa:

  • I = Indaga: Realiza una encuesta que permita conocer la relación que tiene la persona con la sustancia e identificar si hay abuso o dependencia. Puede descargar aquí un modelo de encuesta gratis.

    En caso de requerir más información puede tener acceso a las siguientes cartillas:


  • D = Dialoga: Ahora, sin moralizar ni juzgar, de forma confidencial, se debe informar al usuario sobre los resultados de la encuesta o la entrevista aplicada. Se debe informar sobre el nivel de consumo, relacionando el hecho de que la adicción es un proceso que inicia con el uso experimental, continúa con el abuso y puede desembocar en la dependencia. Así mismo se debe explicar que además de los efectos ya experimentados hay otros, incluso más graves, que le podrían suceder. Para finalizar el diálogo se debe motivar al cambio.

  • E = Establece metas: Consiste en ayudar a la persona a fijarse una meta u objetivo de reducción de su consumo para evitar las consecuencias negativas tanto a corto como a largo plazo.

  • A = Acompaña en el proceso de cambio: Se planean encuentros de acompañamiento para averiguar si se ha generado algún cambio favorable en el consumo o para replantear estrategias.

  • S = Seguimiento: En caso de que no se observen cambios importantes en el consumo o que la persona muestre signos de dependencia, es importante remitir a servicios especializados en tratamiento y rehabilitación. Consulte aquí un directorio de centros de servicios de prevención y tratamiento a nivel nacional.

Fuente: http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/nueva_vida/prevad_cap7.pdf - Detección temprana
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿Qué puede hacer para apoyar a las personas afectadas por el consumo de alcohol y otras drogas?

Quizá cuando se piensa en las consecuencias que han padecido las personas por el consumo de un familiar o persona cercana, se experimenten muchos sentimientos encontrados: enojo, miedo, amor, tristeza, angustia, impotencia, cariño, desesperación, entre otros. No hay que desanimarse; es normal que se sienta así. Sin embargo, se puede hacer algo al respecto para sentirse mejor y contribuir a cambiar la situación.

Se presentan algunos consejos prácticos:

  • Primero que todo muestre su amor y disposición a ayudar.
  • Evite el estigma y la discriminación. El rechazo y el señalamiento solo agravan el problema. Se trata de seres humanos que sufren y necesitan ayuda.
  • Intente enfocarse en el “aquí y el ahora” respecto del consumo de la persona y/o familiar. Que lo sucedido en el pasado no sea un obstáculo para que se pueda actuar ahora y continuar con sus planes personales y el apoyo al tratamiento.
  • Las personas cercanas no son responsables del consumo de drogas de la persona y/o familiar. No tiene caso buscar culpables. Las energías deben orientarse a buscar alternativas para enfrentar mejor la situación.
  • Recibir asesoría de profesionales especializados en el tema, acompañar el tratamiento y reconocer los avances de la persona afectada por el consumo.
  • En cuanto al proceso de tratamiento, no espere cambios de la noche a la mañana; no hay que desanimarse si llega a tener una recaída y vuelve a beber o a consumir drogas. Se debe analizar la situación y aprender de esta experiencia para retomar el camino.
  • Mantenerse informado y dejar de lado las creencias, los mitos y las ideas erróneas acerca del consumo de alcohol y drogas; ayudará a tomar mejores decisiones.
  • Buscar el apoyo de otras personas. Aunque es difícil hablar sobre estos temas, dialogar ayuda a sentirse aliviado, clarifica la situación, fortalece porque permite conocer alternativas que no se sabían y puede orientar la toma decisiones.
  • Es necesario vincular a otros familiares, los amigos, la comunidad, las instituciones públicas, privadas y sociales (centros de salud, centros comunitarios, escuelas, iglesias). Conformar redes de apoyo será clave para la inclusión social de la persona afectada por el consumo.

Fuente: http://www.inprf.gob.mx/psicosociales/archivos/que_hacer_consumo.pdf
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿Cuándo se requiere ayuda de los profesionales?

Las personas que presentan dependencia a las drogas, o sea las que permanecen mucho tiempo en el consumo y no lo pueden dejar, requieren ayuda de personas que tengan conocimientos científicos y técnicos para abordar adecuadamente esta problemática que afecta la salud física y mental de manera grave. Por lo tanto la dependencia a las drogas es considerada por Naciones Unidas como una enfermedad que requiere un tratamiento multidisciplinar y personalizado.

No todos los tratamientos para la dependencia a las drogas son iguales. Existen diferentes opciones que debe evaluar el profesional. En unos casos se requiere aislar a la persona de su ambiente e ingresarle a un centro de tratamiento y rehabilitación, en otros casos se puede tratar con consultas periódicas externas con los profesionales indicados en el tratamiento. En ambos supuestos, se busca un cambio de estilo de vida que haga innecesario el consumo de drogas.

Actualmente de acuerdo con la Ley 1566 de 2012 las Entidades Prestadoras de Servicios de Salud EPS tienen la obligación de brindar atención integral a las personas que presentan abuso o dependencia a las drogas.

Puede descargar la Ley aquí.

En la página web www.siamisderechos.org se pueden consultar diferentes herramientas que permiten a los ciudadanos exigir sus derechos para la atención a esta problemática, tales como la ruta de atención, asesoría legal, asesoría personalizada, resolución de casos y toda la normatividad asociada.

Fuente: http://www.pnsd.msc.es/Categoria2/publica/pdf/guiaDrogas.pdf
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿A dónde acudir?

¿A dónde acudir?

Colombia posee una amplia red pública de servicios de salud, centros de atención a la drogadicción o CAD, comunidades terapéuticas, grupos de autoayuda, distribuidos por muchas ciudades del país, que a su vez se complementan con servicios sociales. Estos servicios están en la capacidad y tienen el deber de brindar la ayuda y asistencia necesaria, disponen de redes especializadas, con centros ambulatorios e internados, quienes atienden a las personas con consumo de drogas de acuerdo a lo establecido en el Plan Obligatorio de Salud o en servicio particular.

A nivel nacional:
  • Se cuenta con el INS Instituto Nacional de Salud para notificación de intoxicaciones por consumo de sustancias psicoactivas a través de la línea Gratuita: 018000113400.
  • Ejército nacional. Línea gratuita de atención psicológica. Defensa de la vida #234 y 018000111456.
  • Dirección de Sanidad de la Policía Nacional DISAN. Es una línea gratuita nacional permanente las 24 horas del día, 7 días a la semana, 365 días al año, atendida por Psicólogos(as) que brindan una atención en crisis, primeros auxilios emocionales y contención emocional. Línea gratuita de Apoyo Emocional 018000 110488.
  • En Bogotá, se puede consultar la Línea Gratuita Distrital para la Atención, Orientación y Prevención en Consumo de Sustancias Psicoactivas 018000 11 2439.
  • En Antioquia se puede acudir al Programa Promoción, Salud Mental y Calidad de Vida de la Secretaría de Salud de Antioquia a través de la línea gratuita 018000 41 9000.
  • En Medellín, se puede informar a través del Programa Medellín Sana y Libre de Drogas a través de la línea gratuita 018000 41 1144.
  • En Santander, se puede informar del programa prevención del consumo de sustancias psicoactivas de la Secretaria de salud de Santander en la línea gratuita 01 8000 121 717.
  • En Fusagasugá cuentan con información sobre el consumo de sustancias psicoactivas y salud mental en la Secretaria de salud de Fusagasugá a través de la línea gratuita 01 8000 12 70 70.
  • En el Huila, se puede informar del programa de salud mental y reducción del consumo de la Secretaría de Salud del Huila y el Comité Departamental de Prevención de Drogas en la línea gratuita 01 8000 968 716.
  • En Risaralda se cuenta con la línea amiga en el 0576 3339610 o 018000-949999 para apoyo psicológico y orientación en salud.
  • En el Valle del Cauca se cuenta con el comité para la reducción del consumo de sustancias psicoactivas de la secretaría de salud departamental y su línea de Salud Mental. Línea Gratuita 018000972033.
  • En Arauca se encuentra la Unidad de Salud de Arauca línea gratuita nacional 018000966060.

Para mayor información acérquese a la Secretaria de Salud de su ciudad.

Consulte aquí un directorio de centros de servicios de prevención y tratamiento a nivel nacional.

A nivel Nacional puede enviar su consulta al siguiente correo electrónico: djbc@sanvicentefundacion.com

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Mitos y realidades

¿Mitos y realidades?

La sociedad genera una serie de mitos y creencias con relación a las drogas. Unos son ciertos, otros no. Aquí se presentan algunos de estos mitos y las realidades comprobadas científicamente.

Mito Realidad
Fumar un cigarrillo relaja y alivia el estrés. El tabaco no tiene propiedades relajantes ya que es un estimulante. La aparente sensación de “alivio” que sienten los fumadores habituales al consumir se debe a la necesidad que ya tiene el cerebro de nicotina.
Beber alcohol sólo los fines de semana no produce daños. El daño que provoca el alcohol depende de la cantidad que se consuma (a mayor cantidad, mayor daño) y de la intensidad (la misma cantidad de trago en menos tiempo es más dañina). También existe el riesgo de convertirse en un hábito, hasta el punto de no divertirse sin beber.
El alcohol facilita las relaciones sexuales. El consumo abusivo muchas veces dificulta o incluso impide unas relaciones sexuales plenas, provocando impotencia y otras disfunciones asociadas.
Si se toma café, se pasa la borrachera El café no ayuda al bebedor a desintoxicarse, es preciso esperar que el cuerpo elimine el alcohol.
El que más aguanta el alcohol es porque es más fuerte. No existe relación alguna entre fortaleza o virilidad y “aguantar” un mayor consumo de alcohol. Si se aguanta mucho puede ser que el organismo se haya acostumbrado. Ha desarrollado tolerancia al alcohol y eso no significa que haga menos daño, sino que hay más riesgo de convertirse en dependiente y, por tanto, en alcohólico.
La marihuana es un producto inofensivo para la salud, ya que es natural. Es una droga ecológica, es la sustancia de la paz y el relax. Producto natural y producto inofensivo no son sinónimos. El tabaco y el opio también son naturales y nadie duda de sus riesgos. El consumo de cannabis provoca alteraciones en el funcionamiento normal del cerebro, lo cual no es nada ecológico.
El consumo de marihuana puede controlarse ya que no produce adicción. Existen estudios científicos que demuestran que su consumo continuado puede producir adicción, especialmente cuando se consume en la adolescencia.
Fumar marihuana resulta menos perjudicial que fumar tabaco. El cannabis contiene muchos de los componentes cancerígenos del tabaco y en mayor cantidad (un 50% más). Además, la forma de consumirlo (fumada, sin filtro y con aspiraciones profundas) aumenta los riesgos de padecer cáncer.
Las relaciones sexuales bajo los efectos de la cocaína son más satisfactorias. El consumo habitual de cocaína disminuye el deseo sexual y ocasiona problemas de erección y eyaculación en los hombres, pudiendo llegar a producir impotencia e infertilidad.
No pasa nada si sólo se consume cocaína los fines de semana. Consumir todos los fines de semana supone consumir más de 100 días al año, sin contar los periodos de vacaciones en los que también se consume, lo que conlleva un riesgo evidente. Por otro lado, hay que tener en cuenta que los efectos del fin de semana se prolongan y afectan a los días siguientes.
El éxtasis tiene efecto afrodisíaco. Aunque en un primer momento pueden utilizarse para mejorar las relaciones sexuales, la realidad es que dificultan el orgasmo y, en los hombres, incrementan el riesgo de impotencia.
Fuente Mitos:
Manual para la prevención del consumo de drogas. DEVIDA
Guía sobre drogas. PNSD
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Para Jóvenes

¿Qué debes tener en cuenta para evitar el contacto con las drogas?

Ninguna droga es inofensiva. Hay que tener en cuenta que todas las drogas pueden llegar a producir dependencia, alterar el comportamiento y afectar las relaciones con los demás.

Las drogas producen inicialmente un efecto placentero. Ese efecto hace que sea muy atractivo volver a consumirlas. El consumo continuado lleva al hábito o adicción. En este punto deja de ser una decisión el consumir para pasar a ser una necesidad, una dependencia. Cuando el cuerpo se ha acostumbrado a la sustancia y necesita más cantidad para sentir el mismo efecto placentero inicial, se produce algo llamado tolerancia, esto quiere decir que el cuerpo tolera mayor cantidad de sustancia. Incrementar la dosis significará siempre un mayor riesgo.

Es importante que mantengas espacios de relación y formas de divertirte diferentes a estar bajo el efecto de alguna droga. El mejor consejo siempre es el de evitar el consumo. Si te encuentras en un ambiente en el que otras personas consumen drogas, ten en cuenta esto:

  • Decide por ti mismo y no te dejes presionar para consumir. Comunica de manera directa tus deseos y respeta la decisión de cada uno.
  • Aunque parezca divertido y placentero, los riesgos que se asumen al consumir drogas pueden ser muy perjudiciales y en algunos casos fatales.
  • En momentos de dificultades personales o depresión, las drogas, lejos de ayudar, pueden intensificar aún más la problemática y actuar como falso refugio.
  • Si te ves en la situación de haber probado una droga presionado por el grupo de amigos, es el momento de que cambies de amigos y de lugares de diversión. De este modoni los lugares que frecuentas, ni los “amigos” que te incitan podrán influenciarte negativamente.
  • No confíes en que las drogas tendrán el mismo efecto sobre ti que sobre otras personas. Éstas afectan de manera diferente a cada uno. Se puede observar con el alcohol. Hay personas que se embriagan más rápido que otras o se vuelven agresivos o se duermen.
  • Con respecto a drogas ilegales no podemos saber con seguridad qué pureza o efectos potenciales tienen. Los que las venden solo tienen un interés y es ganar dinero. Al expendedor no le importa tu salud ni tu bienestar.
  • No te montes en un carro cuando sabes que el conductor está borracho o bajo los efectos de drogas. Si puedes evitar que maneje, hazlo. Estás salvando vidas.
  • El sexo con drogas puede convertirse en una experiencia negativa. Puedes tener problemas con la erección o el orgasmo. Pero aún peor sería que te olvidaras de usar preservativos y esto te lleve a un embarazo no deseado o adquieras una enfermedad de transmisión sexual.
Fuente: http://www.infodrogas.org/inf-drogas/el-cannabis?start=4
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

¿Qué debes hacer si te ofrecen drogas?

Las drogas son un negocio para muchas personas a las que no les importa los daños que pueden ocasionar en tu salud física y mental. Quienes trafican con drogas son delincuentes (jíbaros, expendedores o dealers) y muchos de ellos pertenecen a redes criminales que pueden ser muy peligrosas.

Muchas veces estos expendedores intentarán contactarte a la salida de tu colegio, en espacios como parques públicos o en fiestas y eventos. En algunos casos utilizan a otros adolescentes y jóvenes para enganchar a sus compañeros de colegio o vecinos. Al principio hasta regalan las primeras dosis pero cuando ya la persona se engancha se convierte en un negocio para el traficante. Aléjate de esta situación e intenta estar siempre acompañado de personas de confianza.

Ten claro cuál será tu respuesta cuando alguien te ofrezca alguna droga. Si no quieres consumir sé firme y claro en tu decisión y solicita que ésta sea respetada.

Aprende a diferenciar entre las “amistades” que te influyen negativamente de aquellas que te influyen positivamente. Quien te invita a hacer deporte, a realizar actividades artísticas e intelectuales puede ser un aliado importante para explorar tus habilidades y cumplir poco a poco grandes sueños.

En la vida hay experiencias superiores, más seguras y valiosas que el tomar drogas. Estas experiencias implican hacer algo que uno encuentra excitante, satisfactorio, importante y estimulante. Por ejemplo:

  • Actividad física: baloncesto, futbol, caminar, nadar…
  • Leer, escribir, pintar, aprender.
  • Salir con los amigos.
  • Enamorarse.
  • Compartir en familia
  • Estudiar, trabajar.
  • Disfrutar del aire libre, ir al campo.
  • Ser feliz.
  • En ocasiones hay más alegría en dar que en recibir.
  • Superarse a sí mismo.

Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Para padres y tutores

Lo que deben hacer los padres para prevenir el consumo de alcohol y drogas en sus hijos


La familia es fundamental para el desarrollo social, mental y físico de los niños y jóvenes. Muchos de los problemas que se presentan en la casa afectan o están relacionados con el consumo de drogas. Los conflictos, la falta de normas, los hábitos poco saludables, padres o hermanos consumidores, el abandono o el desinterés, la violencia física y verbal generan condiciones de gran vulnerabilidad.

Una buena crianza es un poderoso factor de protección. La familia puede proteger a sus hijos de problemas como el abuso de sustancias psicoactivas, para ello se debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Reconocer cuáles son sus cualidades como padres, ponerlas en práctica y transmitirlas a los hijos. Por ejemplo cualidades como la constancia, la justicia, el respeto por los otros.
  • Construir una relación cariñosa, segura y sana entre padres e hijos.
  • Generar normas de convivencia que se cumplan y se respeten. Utilizar métodos de disciplina apropiados para la edad de sus hijos, entre otras cosas, para enseñarles las consecuencias de sus actos. No utilizar el maltrato verbal y físico, éstos crean resentimientos en los hijos y los alejan.
  • Transmitir valores familiares favorables a la sociedad, como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la responsabilidad, entre otros.
  • Mostrar interés por la vida de sus hijos, sus aficiones, talentos y amigos que frecuentan.
  • Apoyar a sus hijos para que puedan alcanzar los objetivos que consideran importantes y elogiarlos cuando los cumplan.
  • Evitar que sus hijos se vean afectados por los conflictos de pareja y ayudarles a comprender las razones de los mismos, de manera justa y comprensiva.
  • Establecer rutinas para compartir en familia (comer junto con sus hijos a horas fijas, salir a pasear los fines de semana y establecer determinadas horas para ir a dormir).
  • Tener una comunicación constante con la institución educativa, los centros de recreación, lúdicos y deportivos en los que participe su hijo, preguntar por su desempeño en cada uno de éstos espacios.

Fuente: http://www.unodc.org/pdf/youthnet/family%20based/Spanish_Guide_Ebook.pdf
Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Familias Fuertes: Amor y límites


Amor y límites es la combinación perfecta para hacer familias fuertes en prevención del consumo de drogas. Se trata de fomentar un ambiente de protección por medio del equilibrio entre el amor y los límites dentro de la familia. Cuando los padres les demuestran amor a sus hijos y les ponen normas al mismo tiempo, los adolescentes tendrán un buen desempeño en la escuela, elegirán mejor a sus amigos, mejorarán su comunicación y llevarán una vida más saludable.

Para algunos padres es difícil establecer límites firmes y ser cariñosos al mismo tiempo. Unos tienen muchas reglas y otros son muy flexibles. Tanto la sobreprotección como el abandono hacen daño a los hijos. El éxito está en encontrar el punto medio. Una relación donde están presentes tanto el amor como las reglas claras y las consecuencias por su incumplimiento y donde los padres supervisan y monitorean las conductas de sus hijos constituye una familia fuerte.

Fuente: http://www.descentralizadrogas.gov.co/project/plegable-de-familias-fuertes Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Habla con ellos: Diez preguntas para empezar la conversación con tus hijos


Hablar sobre drogas y alcohol no debe ser un tema tabú en la familia. Es posible charlar de manera natural con los adolescentes y jóvenes para conocer sus percepciones, sus temores y sus experiencias. La mejor manera es preguntarles y por supuesto escuchar sus respuestas. Aquí se presentan algunas preguntas claves que facilitan el diálogo. Lo importante es buscar el momento y la forma apropiada para lograr que sus respuestas sean sinceras y se sientan cómodos.

  1. El otro día salimos con tu papá por la noche y vimos mucha gente borracha y algunos hasta trabados. ¿Cuándo tú sales también hay ese ambiente?
  2. (A propósito de una noticia o de un programa de televisión). Con tus amigos del colegio o de la universidad ¿hablan de drogas?, ¿les han dado alguna charla últimamente?
  3. Creo que la ley del tabaco está bien. Al menos los que no fuman no tienen que tragarse el humo de los demás. ¿Tú qué opinas?
  4. ¿Tienes amigos que ya fuman? Empiezas a probar por quedar bien y luego es difícil dejarlo ¿no?.
  5. En la tele dicen que hay cada vez más jóvenes que fuman al salir de clases. ¿En tu colegio o universidad también? ¿Qué te parece?
  6. Otra vez noticias horribles de personas que se accidentan por el abuso de alcohol. A mí me preocupa cuando sales de noche. ¿Lo tienes en cuenta?
  7. ¿Cuándo sales te ofrecen drogas? ¿Quién te las ofrece?
  8. ¿Crees que hay personas que no les afectan las drogas?
  9. Cuando todos tus amigos se ponen de acuerdo para hacer algo y tú no quieres, ¿qué haces?
  10. Muchas veces las noticias muestran a jóvenes llevados por las drogas o por el alcohol, pero la juventud es muchas otras cosas ¿tú que piensas?

Fuente: http://www.hablemosdedrogas.org/es/guia-familias-capitulo-10 Los contenidos en esta página han sido elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia.

Aliados